Title.com
INICIO | ¿QUÉ ES EL TÍTULO? | ¿QUÉ ES LA BÚSQUEDA? | ¿QUÉ ES LA PLICA? | ¿CÓMO FUNCIONA EL CIERRE? | ACERCA DE NUESTRA COMPAÑÍA | GLOSARIO | Title.com MARCADOR  

Obtenga una cotización de tasa para el seguro.
Introduzca el código postal:


Online quotes are not available for IL, IN, KS, and OK.

Obtain a GFE ACCU-RATE
Encuentre una compañía de título:
Obtenga más información acerca de las compañías de título de su zona.
Introduzca el código postal:


Otros Idiomas

img
img

¿Cuántas personas han tenido la propiedad de su vivienda?

La tierra es tan antigua como el tiempo mismo. Como las estructuras que se construyen encima, la tierra son "bienes raíces", lo que significa que no se puede mover u ocultar. Como los bienes raíces son valiosos, mucha gente desea reclamar su posesión. Los "títulos" aparecieron como una forma de demostrar legalmente quién posee la propiedad.

Sin embargo, a lo largo de los siglos, un trozo de terreno puede cambiar de propietario docenas de veces. En cualquier punto a lo largo de la cadena de propiedad, pueden surgir problemas que ensombrecen un título, haciendo que se tenga que dudar de la reclamación de su posesión. Estos son algunos ejemplos:

  • Familiares o propietarios previos que se creían en paradero desconocido pueden aparecer después de mucho tiempo, con una reclamación de la propiedad que supera la suya.
  • A veces la gente vende viviendas que no les pertenecen de manera fraudulenta. Por ejemplo, el esposo de un matrimonio que se está divorciando puede falsificar la firma de su esposa y quedarse con las ganancias de la venta. En una corte de justicia, los derechos de la esposa se pueden confirmar y la propiedad se devuelve a ésta, sin que importe cuánto dinero invirtió en la vivienda un comprador que no sospechaba nada.



  • Para obtener préstamos, la gente a menudo utiliza propiedades como valor colateral (garantía contra la falta de pago). Si alguien no devuelve el préstamo, la entidad crediticia que tiene el derecho prendario tiene el derecho legal a vender la propiedad para recuperar su dinero, incluso si la vivienda fue vendida desde entonces a un nuevo propietario. Esto es así porque el derecho prendario (la reclamación de una propiedad como el pago de una deuda) recae en la vivienda. A no ser que se liquide el saldo de la deuda y que se libere el derecho prendario, éste permanece con la vivienda aunque ésta haya cambiado de propietario. Dado que hoy en día los mercados de refinanciación y de patrimonio de la vivienda están en pleno apogeo, el interés de las entidades crediticias en las viviendas se ha incrementado exponencialmente, y tanto las entidades crediticias como los registradores del condado se enfrentan con el reto de mantener al día la documentación. Así que es más probable que nunca que pueda existir un interés sin registrar o sin liberar en su propiedad, haciendo que el seguro de título sea más importante hoy que nunca.

  • Una servidumbre es un derecho a utilizar el terreno de otro con un fin especial. Por ejemplo, el municipio puede tener planes de construir una línea de alcantarillado en el futuro. Si la línea de alcantarillado pasa por detrás de su jardín, y si el municipio tiene una servidumbre sobre la parte subterránea de su propiedad, esto podría hacer que haya que excavar donde ahora se encuentran sus preciadas rosas, o podría impedirle construir una piscina en su jardín.
  • Si el propietario de una vivienda deja de pagar sus impuestos , el IRS puede obtener un derecho prendario sobre la vivienda, lo que otorga al gobierno una reclamación de la propiedad en caso de que no se reciba el pago de la deuda. Si el propietario vende la vivienda sin liquidar el derecho prendario por impuestos no pagados, el IRS puede obligar legalmente al nuevo propietario de la vivienda a pagar los impuestos atrasados del propietario original. Y si el nuevo propietario no cumple con su obligación, puede perder su nueva vivienda.

¿Cómo se puede proteger de los errores, los fraudes y otras complicaciones? A través del seguro de título. Protege su reclamación de la propiedad contra posibles problemas ocasionados por irregularidades que pueden haberse producido en el pasado. Dólar por dólar, es una de las formas más rentables de asegurar la propiedad de una vivienda. Su prima única de costo relativamente bajo le cubre contra problemas legales que le podrían costar decenas de miles de dólares, e incluso la pérdida de su vivienda.